Cambia: Piensa en Grande (1)

pensar en grande, pensar, dinero, finanzasBienvenidos a esta secuencia de pasos de cómo cambiar mi futuro financiero. Albert Einstein dijo en una ocasión que “la mente es igual que el paracaídas, si no esta abierto no funciona”. Estoy segura que tiene razón. Compartimos acá importantes principios que requieren cambios en nuestros pensamientos los cuales nos permitirán tener mejores resultados en las finanzas.

[box type=”info”]Este es el Primer Artículo perteneciente a la Serie “Cambiando tu Futuro Financiero“.[/box]

Si de todos modos voy a pensar, porque no pensar en grande [Retweet]

Donald Trump

Propiedades como Taj Mahal, Trump parc, Hotel Plaza, entre otras, son algunas de las propiedades de uno de los magnates más grandes en el área de bienes raíces de todo el mundo.  Estamos hablando del multimillonario Donald Trump, el cuál a pesar de su habilidad para negociar e invertir, se declaró en Bancarrota en 1990 a raíz de deudas mayores a los $2 billones que no pudo pagar a los bancos.

Al declararse en Bancarrota Trump se vió obligado a entregar la mayor parte de sus propiedades a sus acreedores. Su fortuna se había terminado! Sin embargo a finales de los noventa desencadenó un imperio mucho mayor que el primero; protagonizando así uno de los regresos más impresionantes en la historia de los negocios.

Indudablemente si Trump regalará todo lo que posee y empezará nuevamente de cero, volvería a construir otro imperio igual o más grande, ya que su mente está programada en los billones de dólares. No es lo mismo ser pobre que estar en la bancarrota, porque estar en la bancarrota es temporal y ser pobre puede llegar a ser un estado eterno.

Algunas personas están programadas para generar $20,000, $50,000, $100,000, $1 millón ó $100,000 millones al año. La pregunta importante es: ¿en qué nivel está programada su mente?   Trump dice: “me gusta pensar en grande, siempre lo he hecho. Para mí es muy simple: Si de todos modos voy a pensar, porque no pensar en grande”. La mayoría de personas tienen miedo de tomar decisiones, miedo del éxito, miedo de ganar. Esto es una ventaja para las personas que aprenden a pensar en grande.

Al incursionar en el mundo de bienes raíces, Trump desarrolló ésta habilidad, pues debía negociar con algunas de las personas más inteligentes y astutas del mundo.

En el tema del dinero, muchas veces no es lo que “no sabemos” lo que nos impide alcanzar el éxito, sino lo que ya “sabemos”. Lo que hemos escuchado, visto y experimentado sobre el dinero puede hacernos más daño que lo que no sabemos. Es necesario aprender y “des-aprender”, los patrones que hemos utilizado por años, que NO han dado los mejores resultados financieros.  

Todos tenemos una programación financiera, que es responsable de los resultados que vemos en nuestra vida en el área del dinero, esta se desarrolló a través de los siguientes factores.

[tabs style=”default”] [tab title=”Programación Financiera”]1- Condicionamiento verbal: Todo lo que escuchó sobre el dinero desde niño.[/tab] [tab title=]2- Condicionamiento visual: todo lo que vió referente al dinero desde niño[/tab] [/tabs]

Durante la segunda guerra mundial, cuando Gran Bretaña se encontraba amenazada por la máquina militar de Hitler, Winston Churchill pronunció su famoso discurso y fue capaz de cambiar las emociones y voluntad de todo el pueblo, con el poder de las palabras. Los ingleses salieron a combatir con un valor incomparable y derrotaron al supuestamente invencible ejército Alemán.Es el momento de identificar qué lo está deteniendo de alcanzar su máximo potencial financiero. Los siguientes ejercicios le ayudarán a descubrir los aspectos limitantes en su programación financiera actual.

De todos es sabido el poder que tienen las palabras, el cual se ha utilizado por muchos líderes y oradores en toda la historia, para influir en las personas y lograr sus objetivos. Pero son pocos los que aprovechan éste recurso para dar fortaleza y cambiar positivamente sus emociones con el fin de transformar el rumbo de sus vidas.

La mayoría de personas utilizan las palabras inconscientemente, sin darse cuenta que estas determinan la forma de pensar y la forma de pensar controla los sentimientos.

Robert Kiyosaki cuenta su libro Padre Rico, Padre Pobre  la enseñanza que su padre rico le mostró sobre el poder de las palabras: “Nunca digas no puedo afrontarlo, mejor di cómo puedo afrontarlo”. La primera frase es una afirmación y la segunda es una pregunta. Si usted aplica este principio en su vida, empezará a encontrar solución a muchos problemas, ya que al momento que dice “no puedo”, su cerebro deja de trabajar y de buscar soluciones. Por el contrario cuando dice “cómo puedo”, su cerebro empieza a trabajar y a buscar soluciones.

Comienza desde ya, piensa en grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos