Cómo Admitir que estas Equivocado

Una de las claves para la innovación exitosa con frecuencia se pasa por alto: La capacidad de admitir cuando te equivocas. Como líder, ser dueño de tus errores es la mejor oportunidad para aprender y crecer. Admitiendo la culpa de la manera correcta puede hacer tu empresa más fuerte y tus empleados mucho más cómodos con el fracaso.

“Admitir que te equivocas es un signo de fortaleza”, dice Guy Winch, autor de Primeros Auxilios Emocionales (Hudson Street, 2013). “Se necesita carácter y liderazgo para hacerlo bien.”

También es un ejemplo para tus empleados, la creación de una cultura en la que se sientan libres de experimentar y fracasar. Esa libertad permite una mayor creatividad y soluciones más rápidas cuando la gente comete errores.

Practicar estos cinco consejos para ayudarte a poseer tus errores de una manera que fortalezca tu empresa:

1. Tomar posesión.

Como líder, usted es responsable de lo que sucede en su empresa, por lo que se necesita poseer el problema y la solución. “Nunca excusas”, dice Winch. “Eso no parece confianza en un líder”.

También felicitar a los empleados que tomen posesión de sus errores. Mostrando respeto y apoyo para ellos, crea una cultura que trata los errores sin culpa. “Asumir la responsabilidad cuando las cosas no funcionan es más propicio para el crecimiento”, dice Winch.

2. Sea sincero.

Cuando te disculpas, tu audiencia estará buscando signos de una entrega conservada o rígida, y tomarán como signo que no quieres decir lo que estas diciendo, dice Kurt Dirks, profesor de liderazgo en la Universidad de Washington que estudia exitosas disculpas. Para ganar, simplemente se tú mismo.

“Tratar de ir por una secuencia de comandos sólo socava el impacto potencial”, dice Dirks. “Sé lo que normalmente eres.” Esa honestidad – en tus palabras y tu entrega – mostrará lo que realmente significa.

3. Mostrar lo que has aprendido.

Una buena disculpa explica lo que sucedió y por qué. Comience por qué tomó su decisión original y la lógica que llevó a esa decisión. Después, explica lo que ha aprendido acerca de por qué no funcionó y cómo la nueva información comunicara cómo sigues adelante. Si aún no has descubierto la lección, no estás listo para ofrecer una disculpa. “Deberías sentirte poderoso”, dice Winch. “Si no, entonces no has descubierto todas las correcciones, las oportunidades y los mensajes de esperanza todavía.”

Con cualquier error, por pequeño que sea, hay una manera de prevenir que vuelva a suceder. Incluso si el error era simple – como no pensar en una idea – usted puede mejorar su proceso de pensamiento para que no ocurra la próxima vez. Compartir tus lecciones también muestra a tus empleados cómo piensas acerca de los errores y seguir adelante.

4. Haga cambios proactivos.

Hablar es barato, así que la gente necesita ver que usted realmente va a seguir adelante. Al esbozar su plan para el cambio, habla de un paso que ya ha dado a estos fines. “Cuanto más específico sea, mejor”, dice Dirks.

Por ejemplo, es posible hablar de un nuevo proceso que se instauró para mejorar la comunicación y un nuevo enfoque que está teniendo en el desarrollo de productos. “Mientras que puedes explicar cómo se está rectificando lo que salió mal y lo tienen, entonces te encuentras en una posición de fuerza”, dice Winch.

5. Terminar con una nota alta.

Cuando se habla de un error, reconocer a cualquier persona que podría haber sido perjudicada en el proceso. A veces, el daño es evidente, al igual que en el caso del derrame de petróleo de BP, pero a menudo es más sutil, como cuando los empleados invierten esperanza y el tiempo en un proyecto que fracasa. “Si alguien ha sido herido, muestra empatía”, dice Winch.

Pero siempre volver a lo que has aprendido y cómo piensas utilizar esta experiencia como una oportunidad para crecer. “¿Quieres terminar con un mensaje de esperanza en cada situación?”, dice Winch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos