Cómo Crear tu Mapa del Camino

En este artículo John Maxwell nos habla sobre lo que tenemos que hacer para crear nuestro mapa del camino y alcanzar el éxito en  nuestras vidas.

Cuando usted se compromete con su sueño y lo expresa en metas alcanzables, se provee a sí mismo un recordatorio visual del rumbo que lleva y cómo espera llegar al otro lado. Es parte del proceso al éxito:

Su sueño determina sus metas.

Sus metas trazan sus acciones.

Sus acciones crean resultados.

Los resultados le traen éxito.

Para hacer el viaje al éxito, tiene que comenzar con un sueño. Pero ese sueño solo se hará realidad si usted crea un puente entre sus intenciones y sus acciones al identificar una serie de metas.

Entonces, ¿cómo inicia el proceso de crear metas para su viaje al éxito? Solo siga este MAPA.

Reconozca su sueño

camino al éxito, mapa del exito, encrucijada, bosque, paisajeTodo comienza con su sueño. Es una expresión del propósito de su vida y determina lo que para usted significa alcanzar su potencial. Si puede articular claramente su sueño, puede crear un mapa para su viaje. Si no puede, el viaje será prácticamente imposible. Si respondió las preguntas en la sección «Pasos para dar en el camino», al final del capítulo dos, entonces está listo para comenzar el proceso de crear su mapa del camino. Si no lo ha hecho, vuelva atrás y hágalo ahora. No tendrá éxito mientras no sepa a dónde quiere ir. Como afirmaba el presidente Woodrow Wilson: «Crecemos por los sueños».

 Observe su punto de partida

Es verdad que usted no puede iniciar el viaje al éxito hasta que sepa a dónde quiere ir. Pero tampoco puede ser exitoso si no sabe dónde está comenzando. Las dos piezas de información son necesarias para hacer el viaje. Como dijo Eric Forre, conocido como «el filósofo estibador»:

Para ser diferentes de lo que somos, tenemos que estar conscientes de lo que somos. [Retweet]

 Comience por examinarse tan honestamente como pueda. Observe sus puntos fuertes, sus puntos débiles, sus experiencias, educación y recursos. Cuando esté consciente de dónde está, hágase las siguientes preguntas:

 ¿Qué tanta distancia tendré que viajar?  Si su sueño es ganar suficiente dinero para retirarse en diez años (como en el caso de mi amigo Paul Nanney), entonces necesita calcular exactamente cuánto dinero necesita para lograr su meta. Si su meta es ser enfermera o ingeniero, solo necesita ponerse en contacto con universidades para obtener información sobre programas de estudio, costos de matrícula, políticas de admisión, y detalles similares. No importa lo que quiera hacer, tendrá que viajar alguna distancia para lograrlo. Necesita saber cuánta distancia tendrá que recorrer.

 • ¿Qué tengo a mi favor? No importa de dónde comienza su viaje, hay cosas a su favor. Si su sueño es tener un negocio, la habilidad de administrar dinero será un gran activo. Si para usted el éxito consiste en criar bien sus hijos, y ama a sus hijos y tiene la capacidad de enseñar, ya lleva una ventaja en el juego. Vea las cosas que le permitirán comenzar con ventaja. Y no mire solo las habilidades inherentes. Mire las circunstancias, los recursos y los contactos.

 ¿Qué cosas tengo que vencer? También tendrá algunas cosas en su contra. Si su sueño requiere que tenga un grado académico, pero tiene problemas para leer, ese es un obstáculo que tendrá que vencer. Si desea ser futbolista profesional, pero mide apenas 1,68 de estatura y pesa 65 kilos, su físico definitivamente estará en su contra. No importa cuál sea su meta, el desear que sus puntos débiles desaparecezcan no le va a ayudar. Tiene que mirarse con honestidad en su punto de partida y debe prepararse para vencer los obstáculos.

 • ¿Cuál será el costo del viaje? Cada viaje tiene sus costos. Estos costos pueden ser en función del tiempo, energía, finanzas, decisiones, sacrificios o una combinación de factores. Tendrá que decidir si está dispuesto a pagar el precio. 

 Usted podrá definir su sueño con más precisión si piensa en él y lo mide en relación con su punto de partida. Comenzará a tener un cuadro más claro de lo que es importante para usted y de lo que está dispuesto a dar—y a renunciar—para ser exitoso. También estará en una mejor posición para identificar sus metas específicas.

Enuncie una declaración de propósito

 Una vez haya pensado más en su sueño y este se vaya haciendo más claro en su mente, estará listo para dar otro paso: escribir una declaración de propósito basada en su sueño y en lo que tiene la intención de hacer mientras va en esa dirección. Creo que podría llamarlo su filosofía para el viaje al éxito. Comience con la definición general de éxito que presenté en el primer capítulo: Éxito es conocer su propósito en la vida, crecer para alcanzar su máximo potencial, y sembrar semillas que beneficien a los demás. Luego abunde sobre esto. Su meta es terminar con una declaración única y concisa que exprese lo que usted quiere hacer en su vida. Su definición del éxito, sus metas y el ochenta por ciento de sus actividades diarias deben encajar dentro del contexto de su declaración de propósito.

 Estos son algunos ejemplos de declaraciones de propósito para que entienda lo que quiero decir:

El experto en administración Bob Buford: «La misión de mi vida es: Transformar la energía latente en el cristianismo de América en energía activa».

La abogada y escritora Freya Ottem Hanson: «Ofrecer servicios compasivos, completos y competentes en su práctica de la ley, escribir palabras que provoquen en otros cambios que agraden a Dios, y hacer que su vida una que bendiga a la humanidad».

Mi investigador y redactor personal Charlie Wetzel: «A través de la redacción, la enseñanza y la consejería, deseo inspirar a las personas hacia la grandeza ayudándoles a descubrir su propósito, a desarrollar su relación con Dios y a alcanzar su potencial».

Su declaración propósito nacerá naturalmente de su sueño, sus valores y convicciones. Así que crearla no es un hecho rápido de un solo momento. En cambio, la mayoría de las personas la desarrolla y la pule en el curso de un par años. Cuando escriba la suya, recuerde que no debe esperar que sea perfecta de primera intención. Redáctela en la mejor forma que pueda, y haga planes para hacer cambios a medida que descubre más acerca de usted mismo y refina la visión para su vida.

 Defina sus metas

 Luego de escribir su declaración, estará listo para identificar sus metas: su mapa para el viaje al éxito. Estas serán actividades o logros que planifica alcanzar para llevar a cabo su propósito, desarrollar su potencial y ayudar a otros. Use las siguientes directrices para mantener las metas en la mira. Las metas deben ser:

 Escritas: Una meta adecuadamente establecida está medio lograda, y una meta escrita está establecida. El proceso de escribir las metas le ayuda a clarificar lo que intenta hacer, a entender la importancia de sus metas y a comprometerse con lograrlas. El escribir sus metas lo hace más responsable.

 Personales: Un error común que las personas cometen es identificar como meta algo que está fuera de su control. Por ejemplo, muchas personas dicen que su meta es ganar la lotería. O dicen que su meta es que su cónyuge los trate mejor. Pero no tienen ningún control sobre estas cosas. Para que sea legítima, usted debe tener el poder para alcanzarla y ponerla en acción. Al escribir cada meta, asegúrese que pasa esa prueba.

 Específicas: La clave para hacer que una meta sea alcanzable es hacerla específica. Piense en lo que ocurriría si usted fuera a un restaurante y dijera al mozo que le recibe el pedido: «Quiero comida, por favor». Nadie puede decir lo que recibirá. Lo mismo aplica al establecer una meta. Tiene que detallar lo que intenta hacer. Si la meta es grande, divídala en tareas más pequeñas, manejables. Usted no puede hacer lo que no pueda expresar en forma específica.

 Alcanzables: La gente exitosa establece metas que no están a la mano, pero sí están a la vista. William Mobley, profesor de la Universidad de Carolina del Sur, dijo: «Una de las cosas más importantes en el golf es la presencia de metas claras. Usted ve los banderines, conoce el par—no es ni demasiado fácil ni inalcanzable—conoce su puntaje promedio, y hay metas competitivas». A medida que va identificando sus metas, querrá identificar las actividades que requerirán que usted trabaje y se esfuerce. Nunca las ponga tan distantes, tan lejos de su alcance que no pueda lograrlas. Usted se desanimará identificando para usted una meta que no puede alcanzar. Las metas necesitan motivar, no intimidar.

 Medibles: Las metas solo tienen valor si le ayudan a mejorar personalmente y a desarrollar su potencial. Por eso deben ser medibles. Establezca sus metas en forma tan objetiva como sea posible de modo que pueda responder con un simple sí o no cuando se pregunte «¿he alcanzado esta meta?»

 Sensibles al tiempo: Una meta ha sido llamada un sueño con fecha límite. Esto es así porque sin una fecha límite la mayoría de las metas nunca pasarían de sueño a realidad. Cuando establezca cada meta, escriba la fecha para completarla. Si no lo hace puede meterse en problemas. Por ejemplo, si alguna vez ha comprado una casa, puede imaginar lo que hubiera ocurrido si no hubiera establecido una fecha para el cierre de la compra. Podría haberse presentado con un camión de mudanza cargado de sus muebles solo para encontrar que los dueños anteriores todavía no habían hecho ni siquiera la primera caja. Hubiera sido un desastre. Establecer una fecha para las transacciones de bienes raíces ayuda a garantizar que puede tomar posesión de su propiedad en el tiempo señalado. De la misma manera, establecer un plazo para cada meta le ayuda a asegurar que podrá tomar posesión de ella. 

Entre en acción

 El poeta y novelista alemán Johann Wolfang von Goethe dijo una vez: «Pensar es fácil, actuar es difícil y poner los pensamientos en acción es lo más difícil en el mundo». Quizás por esto muy pocas personas se mantienen y trabajan con sus metas. Según Gregg Harris, dos tercios de las personas entrevistadas (sesenta y siete de cada cien) establecen metas. Sin embargo, de los sesenta y siete, solo diez tienen planes realistas para alcanzarlas. Y de esos diez, solo dos las siguen y las llevan a cabo.

 La clave para actuar en sus metas es comenzar. El presidente Franklin Delano Roosevelt dijo: «Es sentido común tomar un método y probarlo. Si falla, reconózcalo con franqueza y pruebe otro. Pero, por sobre todo, pruebe algo». Es un buen consejo. No necesita ser perfecto; solo necesita progresar. O como dice el proverbio chino:

No temas ir despacio; solo ten miedo de quedarte quieto. [Retweet]

 Ajuste sus planes

 Mientras trabaja en sus metas, necesitará evaluar su progreso e ir revisándolas continuamente para hacer ajustes. Algunas metas no contribuirán realmente a su sueño ni a su propósito y tendrá que eliminarlas. Otras necesitarán modificación. Y en algunos casos, simplemente fracasará. Pero como dijo el presidente Abraham Lincoln:

Mi gran preocupación no es si ha fracasado, sino si está contento con su fracaso. 

A medida que trabaja para lograr sus metas, piense en esto: A pesar de que debe esforzarse por escribir una declaración de propósito que durará para toda su vida, debe también hacer planes para revisar y actualizar sus metas continuamente.

 Señale sus exitos y celebre

 Finalmente, mientras va logrando algunas de sus metas, tome tiempo para celebrar. Usted lo merece. Reconozca sus éxitos, y edifique sobre ellos, recordando siempre que su objetivo no es lograr todas sus metas sino mejorar constantemente. El novelista William Faulkner, ganador del premio Nóbel, dijo: «Siempre sueña y apunta más alto de lo que sabes puedes hacer. No te preocupes por ser mejor que tus contemporáneos o predecesores. Trata de ser mejor que tú». Usted está tratando de cumplir su propósito, de alcanzar su potencial, y de ayudar a otros, no está tratando de llegar a un destino.

El fundador de la cadena de tiendas por departamento J.C. Penney, declaró: «Deme un empleado de almacén con una meta y yo le daré un hombre que hará historia. Deme un hombre sin una meta y le daré un empleado de almacén». Penney reconocía el poder y la importancia de las metas. Mientras usted trabaja en ellas, ellas trabajan en usted. Lo que usted obtiene al lograr sus metas no es tan importante como lo que usted llega a ser al lograrlas. En el caso de Penney, hizo más que hacerse rico al edificar una cadena de 1,600 tiendas por departamento con ventas mayores a los cuatro mil millones de dólares. Él desarrolló su potencial y el de otros y dio generosamente para obras de caridad y ayudó a personas que trabajaban para él. Después de hacer pública su compañía en 1927, dio acciones a todos sus gerentes e incluyó a todos los empleado en un programa de repartición de ganancias. Es evidente que halló su propósito, creció en su potencial, y sembró semillas para beneficio de otros. Verdaderamente tuvo éxito.

Mientras me he establecido metas a lo largo de los años, lo he hecho sin demasiado rigor. Nunca sé lo que va pasar, y necesito ser flexible. Durante mi vida he recibido bendiciones increíbles. Creo que Dios ha sido muy bueno conmigo. Nunca esperé escribir libros o hablar a miles de personas cada año, pero eso es lo que hago. Mi deseo ha sido siempre hacer la diferencia en la vida de las personas y se me ha permitido hacerlo. Cada vez que he identificado una meta importante en mi vida, mis más altas expectativas han sido superadas.

A medida que usted explora su sueño, pondera su propósito e identifica sus metas, prepárese para las cosas maravillosas que ocurrirán. No se puede decir lo que ocurrirá en el viaje al éxito. Al final, su vida puede superar sus expectativas. Pero tiene que empezar en algún punto para cumplir su sueño, y establecer metas es un excelente punto de partida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos