Intuición – La Estrategia de Napoleón Bonaparte

La intuición es un concepto básico de la teoría del conocimiento, que se describe como aquel conocimiento que es directo e inmediato, sin intervención del razonamiento o la deducción.

La intuición estratégica consiste en un momento en que el cerebro es capaz de unir toda el conocimiento y la información para la solución de un problema o solución, posiblemente inesperada. William Duggan de la Universidad de Columbia sostiene que la intuición estratégica, aplicada a la gestión empresarial, puede ayudar a dirigir la innovación, a resolver problemas y capitalizar al máximo las  oportunidades de negocio no previstas.

estrátegia, napoleón bonaparte, intuición, negocios, finanzasEn el artículo Strategic intuition: The key to innovation de la Columbia Business School, el experto William Duggan desarrolla un concepto central para el éxito en los negocios: la intuición.

“¿Cómo hizo “el soldadito” conquistar Europa?”, se pregunta Von Clausewitz, Autor de tratado “De la Guerra”. “¿Cuál era su genio?”

Primero: Napoleón conocía de memoria la historia militar. Había estudiado las claves de la victoria de los generales de antaño.

Segundo: Bonaparte contaba con una firme resolución para derribar todos los obstáculos.

Tercero: el emperador era un maestro de la intuición estratégica a la hora de tomar decisiones.

 ¿De qué se trata?

En los años ’90, el psicólogo Gary Klein estudió los procesos mentales en enfermeras y bomberos ante situaciones que exigen una decisión urgente de vida o muerte. No hay tiempo de razonar ni evaluar opciones. Pero esto no significa que la decisión sea aleatoria. Klein demostró que la elección surge de la realización de velocísimas conexiones entre el escenario actual y situaciones similares guardadas en la memoria. El conocimiento del pasado, más un “flash” del momento, es la esencia de la intuición.

El concepto puede definirse a través de una célebre máxima de Tomas Edison:

Un genio es uno por ciento de inspiración y un 99 por ciento de transpiración[Retweet]

Intuición: aquel uno por ciento sin el cual la transpiración no es más que agua salada.

Consejos que desarrollarán tu intuición:

1) Lea muchos (pero muchos) libros

Napoleón tenía un conocimiento enciclopédico de la historia militar. Conozca a fondo la historia de los negocios. Mientras más sepa, más sencillo será detectar similitudes entre situaciones pasadas y presentes.

2) Rompa moldes

Las largas horas en la biblioteca no son suficientes. Trabaje su mente para desterrar nociones preconcebidas. Muchas veces, nuestra costumbre de confiar ciegamente en el análisis racional nos limita el rango de opciones. ¡Rompa con los prejuicios! ¡Abra las puertas de la intuición!

3) Mueva las neuronas

La intuición no es una misteriosa capacidad mística que alguna deidad concede a unos pocos elegidos sino una habilidad de combinar fragmentos de conocimiento de maneras novedosas. A mayor conocimiento (más lectura y experiencia de vida) y menor cantidad de prejuicios, mejores interconexiones entre ideas.

4) Vaya al frente

Por último, la intuición incluye también una voluntad irresistible de ir al frente arrasando con los obstáculos, incluso por caminos que racionalmente parecen llevar al abismo. Pregúntele a Jeff Bezos, que abandonó la vicepresidencia de una firma de Wall Street para fundar Amazon, vendiendo libros desde un garage de Seattle.

Bezos se jugó. Bonaparte también. Han hecho Historia.

Si te gusto este artículo, déjanos tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos