Ley de Pareto 80/20

Este artículo trata sobre la famosa Ley de Pareto 80/20 que se utiliza bastante hoy en día. También  conocido como “Principio de Pareto”  en honor a Vilfredo Pareto, quien lo enunció por primera vez en 1897. Pareto enunció  basándose  en el conocimiento empírico éste principio. Observó que la gente en su sociedad se dividía naturalmente entre los «pocos de mucho» y los «muchos de poco»; se establecían así dos grupos de proporciones 80-20 tales que el grupo minoritario, formado por un 20% de población, ostentaba el 80% de algo y el grupo mayoritario, formado por un 80% de población, el 20% de ese mismo algo.

Su aplicación puede variar, pero reside en la descripción de un fenómeno y, como tal, es aproximada y adaptable a cada caso particular.

principio pareto, 80/20, estadisticas, grafica circularEl principio de Pareto se ha aplicado con éxito a los ámbitos de la política y la economía. Se describió cómo una población en la que aproximadamente el 20% ostentaba el 80% del poder político y la abundancia económica, mientras que el otro 80% de población, lo que Pareto denominó «las masas», se repartía el 20% restante de la riqueza y tenía poca influencia política. Así sucede, en líneas generales, con el reparto de los bienes naturales y la riqueza mundial.

¿Cómo le afecta a usted el 80/20?

El Principio 80/20 afirma que la minoría de los acontecimientos, hechos, o esfuerzos es la causa de la mayoría de las consecuencias o recompensas. Literalmente, esto significa, por ejemplo, que el 80 por ciento de lo que usted consigue en su trabajo es gracias al 20 por ciento del tiempo utilizado. Esto para fines prácticos, cuatro partes de su esfuerzo – la mayor parte – es totalmente irrelevante. Esto es contrario a lo que normalmente usted espera. 

El Principio 80/20 establece que existe un desbalance entre causas y efectos. En los negocios este principio ha sido validado. 20 por ciento de los productos generan el 80 por ciento de las ventas; al igual que el 20% de los clientes. El 20% de productos y clientes generan el 80% de las utilidades.

En la sociedad, 20% de los criminales cometen el 80% de todos los crímenes. 20% de los automovilistas causan en 80% de los accidentes. Un 20% de los que contraen matrimonio generan el 80% de los divorcios. En las casas 20% de las alfombras parece que toman el 80% de la suciedad. 

Pareto y el desbalance

Fue el economista italiano Vilfredo Pareto (1848-1923), que en 1897, noto que la mayor parte de los ingresos y riqueza se concentraba en una minoría. Lo interesante del descubrimiento de Pareto fue que existía una consistencia matemática en su aseveración. Esto es que se daba en un 80 y 20%. Lo que Pareto encontró interesante es que desbalance era predecible y se daba siempre. Esto sin importar si era en el pasado o en diferentes lugares, el patrón era consistente, con una precisión matemática.

Principio del Menor Esfuerzo 

Luego de la Segunda Guerra Mundial, junto con otros muchos trofeos de guerra, el Principio de Pareto es revivido en los Estados Unidos con el nombre del Principio del Menor Esfuerzo, por un profesor de Harvard. Convertido en un libro se le comienza a dar importancia a la idea originada en un remoto pueblo de Italia. Dicho de otro modo el principio es plagiado y renombrado de otra manera. Interesante forma de hacerse famoso y rico, ampliamente utilizada por los profesores de grandes Universidades norteamericanas, con el patrocinio de la industria editorial. 

La regla de los pocos vitales

El Ing. rumano J. Duran, conocido como gurú de la calidad, trabajando para la Western Electric, tiene la idea de usar el principio 80/20 y otros métodos estadísticos, para encontrar las fallas y mejorar la calidad en la industria. Duran menciona someramente a Pareto en su libro “Manual de Control de Calidad”, publicado en 1951. Las teorías de Juran no tienen eco en los EE.UU., sino en el Japón. No es hasta 1970 que Juran es tomado en serio en Occidente, y el principio 80/20 comienza a ser el centro neurálgico de la revolución global de la calidad.

De 1960 a 1990 hay progresos usando el Principio 80/20

IBM fue una de las empresas que primero y más exitosamente adoptaron el Principio 80/20, que ayuda a explicar el por qué muchos especialistas en sistemas entrenados entre los 60 y los 90 están familiarizados con esta idea. Apple, Lotus, y Microsoft, aplican el Principio 80/20 para hacer las computadoras personales de menor costo y más fáciles de usar.

Desbalance, importancia del Principio 80/20

Es curioso, pero todos tendemos a esperar que las causas u origen de todo tengan el mismo significado. Que todos los clientes tienen igual valor. Que todo negocio, producto o todas las ventas son tan buenas unas como otras. Que cada día o semana tienen la misma significancia. Que todos los problemas tienen un gran número de causas, que no tiene valor alguno aislar unas pocas causas. Que todas las oportunidades tienen un valor igual, de modo que tenemos que tratarlas a todas del mismo modo.

Tendemos a asumir naturalmente que las causas son 50% de los resultados. Pero la proporción 50/50 se da en pocas ocasiones en la realidad. Esta democrática falacia es uno de los más peligrosos e inexactos conceptos profundamente grabados en los mapas mentales.

La proporción no tiene tanta importancia, como lo es el desbalance, este puede ser 65/35, 70/30, 75/25, 80/20. El desbalance tiende a darse siempre. Entender este principio es vital para poder darnos cuenta de lo que sucede en nuestro entorno, y actuar en consecuencia. 

En mercadeo hay abundantes pruebas de este principio. Las ventas las producen el 20% de los productos. Un porcentaje del 20% de clientes generan el 80% utilidades. En toda fuerza de ventas el 80% de las ventas las producen un 20% de los vendedores. 

1 comentario sobre “Ley de Pareto 80/20

  1. muy educativo la forma como muestran la información de cierto tópicos en especial pareto y causa efecto éxito,,,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos