2 Maneras de Obtener más por tu Dinero (5)

[box type=”info”]Este Artículo no. 5 pertenece a la Serie: 12 Elementos Clave en las Finanzas Personales“. [/box]

En el cual veremos el Porqué no sacas el Máximo provecho a tu Dinero, al terminar este Artículo tendrás que analizar seriamente tu manera de Administrar el Dinero.

A la mayoría de nosotros nos gustaría tener más dinero en el futuro sin tener que renunciar a mucho hoy. Muchos, incluyendo aquellos con ingresos muy sobre el promedio, hacen dos cosas que socavan este objetivo.

Primero, se endeudan para comprar cosas que hoy no pueden pagar. Segundo, insisten en comprar objetos nuevos cuando los usados pueden ser tan útiles como los nuevos y mucho más económicos.

¿Eres tú uno de Ellos? He aquí Las 2 maneras de obtener más por tu Dinero:

1- EVITE DEUDAS CON TARJETA DE CRÉDITO

Tarjetas de Credito, prestamos, endeudamiento

El uso imprudente de las tarjetas de crédito puede ser una inmensa piedra de tropiezo para el éxito financiero. Aunque muchas personas son cuidadosas con las tarjetas de crédito, otros las utilizan como si el saldo no utilizado de la tarjeta fuera como dinero en el banco. Esto es totalmente falso.

El saldo no utilizado en su tarjeta de crédito simplemente significa que usted tiene capacidad de endeudamiento adicional; no incrementa su riqueza ni le da más dinero. Es mejor pensar en su tarjeta de crédito como una extensión de su chequera. Si usted tiene fondos en su chequera, usted puede utilizar la tarjeta de crédito para acceder a esos fondos, si usted cancela la cuenta de la tarjeta cada mes. Si usted no tiene suficientes fondos en su cuenta, no realice la adquisición.

Cuando las tarjetas de crédito son fáciles de usar, son seductivas y es una costosa manera de endeudarse. Puesto que las tarjetas de crédito facilitan incurrir en deudas, son potencialmente peligrosas.

Algunas personas parecen incapaces de controlar el impulso de comprar cuando tiene saldo no utilizado en sus tarjetas. ¡Si usted tiene ese problema, tome acciones inmediatas! Usted necesita conseguir un par de tijeras y cortar todas sus tarjetas de crédito. Sino lo hace lo llevarán a la desgracia financiera.

“Las Tarjetas de Crédito te Pueden llevar a la Desgracia Financiera” [Retweet]

Cargar sus compras a su tarjeta de crédito pareciera que es como comprar más con su dinero, pero la cuenta viene siempre al final del mes. Esto trae otra tentación: la opción hacer un pequeño pago para cubrir el interés y un pequeño porcentaje del saldo, y usar su dinero para comprar más cosas. Si usted elige esta opción y continúa manteniendo un saldo a pagar, usted pronto enfrentará otro problema: los altos intereses que se cobran sobre el saldo no pagado.

Es muy común que las personas paguen de un 15 a un 18 por ciento de su deuda de tarjeta de crédito. Esto es mucho más de lo que hace mucha gente, aún inversionistas exitosos, quienes obtienen beneficios de sus ahorros e inversión. Como veremos en los últimos elementos, usted puede hacerse próspero ganando el 7 por ciento sobre sus ahorros. Desafortunadamente, las elevadas tasas de interés sobre la deuda pendiente tiene el efecto contrario. Pagar de un 15 a un 18 por ciento de la deuda de su tarjeta de crédito puede llevar a una persona de buenos ingresos a la pobreza.

Analice el ejemplo de Sean, un joven profesional que decide tomarse unos días de esparcimiento en las Bahamas. El viaje le cuesta $1,500 a Sean, quien lo carga a su tarjeta de crédito. Pero en lugar de pagar el monto total a fin de mes, Sean paga sólo el mínimo y lo sigue haciendo así por los próximos diez años, hasta que finalmente paga la cuenta.

¿Cuánto pagó Sean por este viaje, asumiendo una tasa de interés del 18 por ciento para su tarjeta de crédito?

Paga $26,63 por mes, durante 120 meses, o un total de $3,195.40. De esta manera Sean paga a la compañía de la tarjeta de crédito por el viaje más de lo que ha pagado por el pasaje aéreo, el hotel, la comida y el entretenimiento.

Sean pudo haber tomado el viaje pagando mucho menos si lo hubiera planificado con anticipación y hubiera empezado a ahorrar antes del viaje, en lugar de pagos a la compañía de la tarjeta de crédito después del viaje. Si hubiera ahorrado $75 al mes a un 5 por ciento de interés compuesto (discutiremos más adelante el interés compuesto en la parte 7 del Mini curso) durante veinte meses, Sean hubiera tenido los $1,560.89 para el viaje y un ahorro total de $1,500. En otras palabras, si hubiera ahorrado para hacer su viaje, en lugar de incurrir en una deuda de tarjeta de crédito para pagarlo, Sean hubiera hecho dos viajes (con dinero adicional para gastar) por menos de los $3,195.40 que acabó pagando por un solo viaje.

O mejor todavía, Sean pudo haber hecho el viaje por $1,500 y luego, en lugar de cancelar a la tarjeta de crédito los $26,63 mensuales por los próximos diez años, el pudo haber puesto ese mismo dinero en una cuenta de ahorros.

Si lo hace y gana 5% anual, tendría $4,135.26 luego de diez años. Si en ese punto quisiera gastar $2,000 en otro viaje, todavía le quedarían $2,135.26 a favor.

Es obvio en este ejemplo y en muchos otros que podríamos darles, que aquellos que tratan de aumentar su consumo utilizando tarjetas de crédito acaban teniendo menos consumo y menos dinero que aquellos que evitaron la deuda con tarjeta de crédito y en vez de ello ahorraron.

Por supuesto, puede ser que usted ya tiene una abultada deuda de tarjeta de crédito. Podría haber estado mejor si hubiera evitado esa deuda, pero la situación le brinda la oportunidad de que usted obtenga un ingreso mucho más alto al empezar un programa de ahorros. Cada dólar que usted ahorra para pagar una deuda de tarjeta de crédito gana una tasa de interés del 18 por ciento anual o el monto que sea que usted está pagando a cuenta de la deuda.

Mírelo de esta manera. Si usted pone un dólar en una inversión que paga 18%, entonces de aquí a un año usted habrá añadido $1.18 a su patrimonio neto. Si usted ahorra un dólar para pagar su cuenta de tarjeta de crédito, de aquí a un año usted también habrá añadido $1.18 a su patrimonio neto. Su deuda será menor en esa cantidad, primero, del dólar que ahorró y redujo su deuda inicial, y segundo, de los 18 centavos que usted hubiera pagado en intereses si no abonaba ese dólar a su cuenta.

Aún si la tasa de interés de su tarjeta de crédito es inferior al 18%, todavía es superior a la tasa que usted hubiera ganado si hubiera ahorrado consistentemente en cualquier programa de ahorros, a menos que sea extraordinariamente afortunado o hábil para las inversiones.

Por supuesto que usted no siente que sus ahorros están ganando un 18% porque no le está acreditando ese rendimiento en sus cuentas de inversión. Pero es lo mismo. Lo primero que cualquier persona que tenga tarjeta de crédito debe hacer y que está comprometido con lograr éxito financiero es pagar totalmente su deuda, aún si lo hace sacando de sus ahorros.

Pero, ¿qué sucede si usted no tiene el dinero para pagar su cuenta de la tarjeta de crédito? Entonces saque un crédito bancario, la tasa de interés será menor que la tasa de interés de sus tarjeta de crédito, y desarrolle un plan para pagar el préstamo lo más pronto posible, en los próximos seis meses, por ejemplo. Por supuesto, asegúrese de no incurrir en otra deuda con tarjeta de crédito.

2- Analice la posibilidad de comprar cosas usadas.

Cosas usadas, ahorro, mercado de pulgas, venta de garageUna segunda forma de estirar su dinero es comprar bienes usados cuando le servirán casi tan bien como los nuevos. El problema con comprar cosas nuevas es que se deprecian o decrecen en valor casi inmediatamente. Por lo tanto, cuando se compran bienes nuevos, no pueden poseerse como nuevos por mucho tiempo. Casi tan pronto como se adquiere el bien nuevo, se transforma en “usado” en términos de su valor de mercado.

Comprar cosas usadas puede brindar ahorros sustanciales. Analice el costo de comprar un nuevo automóvil comparado con uno usado. Por ejemplo, si usted compra un Toyota Camry recién salido de la fábrica, le costará $28,000, si lo cambia después de un año por otro nuevo, le darán $18,000, o lo que es lo mismo $10,000 menos de lo que pagó inicialmente. Si usted maneja el carro quince mil millas, entonces su costo de depreciación, el costo para usted de la reducción en el valor del carro, es de 66 centavos por milla.

Pero en lugar de comprar un nuevo Camry, usted compra uno de un año de uso de un representante de autos, por aproximadamente $20,000. Pagará $8,000 menos de lo que cuesta el nuevo (esto es $2,000 más de lo que el propietario original recibió del representante de autos).

Dado lo que duran los autos cuando usted les da mantenimiento, usted debería ser capaz de obtener un excelente servicio de su Camry usado por los próximos ocho años, cuando probablemente lo podrá vender por $2,000.

Suponga que usted manejó su carro 15,000 millas por año, el costo de depreciación por milla fue de $18,000 por las 120.000 millas, o 15 centavos. Estos 51 centavos por milla menos del costo de manejar un carro nuevo cada año. Si se mantiene con el supuesto de que usted maneja 15,000 millas cada año, el ahorro por depreciación del auto usado es de $7,650 cada año.

Por  supuesto que sus gastos de mantenimiento serán mayores cuando el carro tenga sus pocos años, pero aún si gastara $1,650 por año (que lo dudamos), usted todavía habrá ahorrado $6,000 cada año por haberse sacrificado el olor a carro nuevo.

Muchos otros bienes funcionan tan bien como los nuevos y a menudo son mucho menos caros. Vienen a la mente los muebles, los electrodomésticos (por ejemplo las refrigeradoras, las lavadoras y las secadoras) y la ropa y juguetes de niños (que crecen y desechan rápidamente). No estamos sugiriendo que usted pase mucho tiempo en las ventas en garajes y patios de venta de vehículos usados. Puesto que su tiempo es muy valioso, en muchos casos será más económico para usted adquirir un producto nuevo en lugar de uno usado, especialmente si espera tener ese bien por largo tiempo.

En su lugar, le animo a que considere el ahorro potencial que a menudo puede derivarse de comprar de bienes usados sin renunciar a satisfacciones como consumidor. No deje pasar estas oportunidades de obtener más valor por su dinero.

¡Manos a la Obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos