8 Pasos para Convertirte en Millonario

El dinero, por supuesto, no lo es todo en esta vida. Cuando nos referimos a la definición de éxito, el dinero puede estar en los últimos lugares de la lista. La definición de “éxito” es diferente. Aquí está una:

Éxito es hacer que aquellos que creyeron en ti sean brillantes.

Para algunos el dinero no importa, pero voy a confesar, alguna vez lo hizo (probablemente cuando no teníamos). Así que, digamos que el dinero está en nuestra lista. Y digamos que como millones de personas, que desean ser millonarias. ¿Qué debo hacer para aumentar mis posibilidades de unirme al club de los millonarios?

Estos son los pasos que te sugiero. Son ni rápido, ni fácil. Pero, son más propensos a trabajar que el camino rápido y fácil.

1. Dejar de obsesionarte por el dinero. 

Aunque suene contradictorio, el dinero distrae de hacer las cosas que realmente contribuyen a construir y hacer crecer la riqueza. Así que cambia tu perspectiva.

Ver el dinero no como el objetivo principal sino como un subproducto de hacer las cosas bien.

2. Comenzar a seguir la cantidad de gente que ayudas, aunque sea de una forma muy pequeña.

Las personas más exitosas que conozco – tanto financiera como de otras maneras – son sorprendentemente útiles. Son increíblemente buenos comprendiendo a otras personas y ayudándoles a alcanzar sus metas. Saben que su éxito se basa en última instancia, en el éxito de las personas que los rodean.

Por lo tanto trabajan duro para hacer otras personas exitosas, como sus empleados, sus clientes, sus vendedores y proveedores … porque saben que, si pueden hacer eso, entonces su propio éxito ciertamente los seguirá.

Y habrán construido un negocio, o una carrera, de la que puedan estar verdaderamente orgullosos.

3. Dejar de pensar en ganar 1 millón de dólares y empezar a pensar en servir a 1 millón de personas.

Cuando sólo tienes unos pocos clientes y tu objetivo es hacer un montón de dinero, estás incentivado para encontrar maneras de exprimir hasta el último dólar de los clientes. 

Pero cuando encuentras una manera de servir a 1 millón de personas, muchos otros beneficios siguen. El efecto del boca a boca se magnifica enormemente. La retroalimentación que recibes es exponencialmente mayor y también las oportunidades para mejorar tus productos y servicios. Tienes la oportunidad de contratar a más empleados y beneficiarte de su experiencia, sus habilidades y su genialidad en general. 

Y con el tiempo, tu negocio se convierte en algo que nunca soñaste, porque tus clientes y tus empleados te han llevado a lugares que ni siquiera podías imaginar.

Sirve a un millón de personas – sírvelos increíblemente bien – y el dinero te seguirá.

4. Ve ganar dinero como una manera de hacer más cosas. 

En términos generales, hay dos tipos de personas:

Unas personas hacen las cosas porque quieren ganar dinero; entre más hagan, ganan más dinero. Lo que hacen en realidad no les importa a ellos, pueden hacer cualquier cosa con tal que les paguen.

El otro tipo de persona, quiere ganar dinero porque les permite hacer más cosas. Quieren mejorar su producto. Quieren extender su línea. Quieren crear otro libro, otra canción, otra película. Aman lo que hacen y ven ganar dinero como una forma de hacer lo que más les gusta. Sueñan con construir una empresa para hacer las cosas lo mejor posible… y ganar es la manera de alimentar ese sueño y crear la compañía que aman.

Aunque es posible encontrar un producto que todo el mundo quiera y enriquecerse con la venta de ese producto, las empresas más exitosas evolucionan y crecen a medida que ganan dinero, reinvierten ese dinero en una búsqueda incesante de la excelencia.

Nosotros no hacemos películas para ganar dinero, ganamos dinero para hacer más películas. Walt Disney 

5. Haz mejor una cosa.

Escoge una cosa en la que eres mejor que la mayoría de la gente. Solo una. Céntrate en esa cosa. Trabaja, capacítate, aprende, practica, evalúa, refínate. Se autocritico, no de una manera masoquista, pero asegúrate de continuar trabajando y mejorar los aspectos de esa cosa.

Las personas financieramente exitosas hacen al menos una cosa mejor que todo el mundo. (Por supuesto te ayudaría si eligieras algo para ser grande en el mundo que la gente valorará y pagará por ello).

La excelencia es tu propia recompensa, pero la excelencia también exige un pago mayor, y un mayor respeto, mayor sensación de autoestima, mayor satisfacción, mayor sentido de logro… todo lo cual te hace rico en términos no monetarios. 

Ganar-ganar. 

6. Hacer una lista de las 10 mejores personas del mundo en eso.

¿Cómo eligieron los diez? ¿Cómo determinó que era el “mejor”? ¿Cómo medir su “éxito”? 

Utiliza los criterios para seguir tu propio progreso para convertirte en el mejor.

Si eres un autor podría ser el ranking en Amazon. Si eres un músico podría ser las descargas en iTunes. Si eres un programador, podría ser el número de personas que utilicen tu software. Si eres un líder podría ser el numero de personas que capacitaste y desarrollaste para hacer cosas grandes y mejores. Si eres un minorista online podría ser compras por visitantes, o el envío a tiempo, o tasa de conversión, etc.

No te limites a admirar a las personas exitosas. Echa un vistazo a lo que los hace exitosos. Y utiliza su criterio para ayudarte a crear tus propias medidas de éxito. Y luego…

7. Sigue constantemente tu progreso. 

Tendemos a ser lo que medimos, por lo que sigue tu progreso por los menos una vez a la semana en contra de tus medidas claves.

Tal vez vas a medir la cantidad de personas que has ayudado. Tal vez vas a medir la cantidad de clientes que has servido. Tal vez evaluaras los pasos claves en tu viaje para convertirte en el mejor en una cosa del mundo.

Tal vez sea una combinación de esas cosas, y más. 

8. Construir rutinas que aseguren el progreso. 

Nunca olvides que el logro de un objetivo se basa en la creación de rutinas. Digamos que quieres escribir un libro de 200 páginas; ese es su objetivo. Tu sistema para alcanzar esa meta podría ser escribir 4 pagina diarias. Esa es tu rutina. Deseando y esperando no te llevara a un manuscrito terminado, pero si te apegas fielmente a la rutina, estas asegurando alcanzar tu meta.

O digamos que quieres 100 nuevos visitantes en tu sitio web. Esa es tu meta, tu rutina es crear nuevos artículos, nuevos videos, podcasts, etc. en cualquier programa que has establecido. Se adhieren a esa rutina y cumplir tus plazos y si tu contenido es genial, llegarán los nuevos visitantes.

Deseando y esperando no te llevará allí. Hay que pegarse fielmente a la rutina.

Establecer metas, crear rutinas que apoyan esas metas y luego seguir sin descanso tu progreso. Arreglar lo que no funciona. Mejorar y repetir lo que funciona. Refinar, revisar, adaptar y trabajar duro cada día para ser mejor que ayer.

Pronto estarás bien. Entonces serás grande. Y un día serás de clase mundial.

Y luego, probablemente sin darte cuenta, también serás millonarios. Ya sabes, si te gusta ese tipo de cosas.

Tomado de: Entrepreneur.com

Un comentario sobre “8 Pasos para Convertirte en Millonario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos