10 Principios para el Crecimiento Personal

En este artículo John Maxwell nos explica como hacer para el crecimiento personal.

Como alguien que ha dedicado su vida al crecimiento y desarrollo personal, me gustaría ayudarle a dar el salto que lo convierta en uno que busca su desarrollo personal con dedicación. Es el camino por el que debe andar si quiere alcanzar su potencial. Además de esto, tiene otro beneficio: produce contentamiento. Las personas más felices que conozco están creciendo todos los días.

 Observe los diez principios que aparecen a continuación. Le ayudarán a convertirse en una persona dedicada al crecimiento personal:

 1. Escoja una vida de crecimiento

 Se dice que cuando el chelista español Pablo Casals estaba en sus últimos años, un joven periodista le preguntó: «Señor Casals, tiene noventa y cinco años y es el más grande chelista que haya existido. ¿Por qué practica todavía seis horas diarias?»

 ¿Cuál fue la respuesta de Casals? «Porque creo que estoy progresando». Ese es el tipo de dedicación al crecimiento continuo que usted debe tener. La persona que alcanza su potencial, sin importar su profesión o trasfondo, piensa en términos de mejoramiento. Si usted cree que puede «mantenerse firme» y todavía hacer el viaje al éxito, está equivocado. Necesita tener una actitud como la del General George Patton. Se cuenta que decía a sus soldados: «Hay una cosa que quiero que recuerden. No quiero recibir mensajes que digan que nos estamos manteniendo en la misma posición. Nosotros avanzamos constantemente». El lema de Patton era:

Siempre toma la ofensiva; nunca te atrincheres.

crecimiento personal, alcanzar tu potencial, éxito, felicidad, reforestación, sembrando un arbolLa única manera de mejorar su calidad de vida es mejorar personalmente. Si quiere que su organización crezca, usted debe crecer como líder. Si quiere tener mejores hijos, debe convertirse en una mejor persona. Si quiere que otros lo traten con bondad, debe desarrollar mejores destrezas con la gente. No hay un método seguro para hacer que mejoren las demás personas o su ambiente. Lo único que realmente puede mejorar es a usted mismo. Lo asombroso es que cuando lo hace, todo lo demás a su alrededor mejora repentinamente. Así que lo esencial es que si usted quiere iniciar el viaje al éxito, debe vivir una vida de crecimiento. Y la única forma en que crecerá es que usted decida crecer.

 2. Comience a crecer hoy

 Napoleón Hill dijo: «Lo que cuenta no es lo que vas a hacer, sino lo que estás haciendo ahora». Muchas personas sin éxito tienen lo que llamo el «síndrome de algún día», pues podrían hacer algunas cosas para hoy mismo dar valor a sus vidas y no las hacen. Las dejan a un lado y dicen que lo harán algún día. El lema es «uno de estos días». Pero como dice el antiguo proverbio inglés: «Uno de estos días significa ninguno de estos días». La mejor manera de asegurar el éxito es comenzar a crecer hoy mismo. No importa dónde comience, no se desaliente; todo el que llegó donde está comenzó en donde estaba.

 ¿Por qué necesita decidirse a comenzar a crecer hoy? He aquí varias razones:

 El crecimiento no es automático. En mi libro Breakthrough Parenting, menciono que usted puede ser joven una sola vez, pero puede ser inmaduro indefinidamente.

Esto se debe a que el crecimiento no es automático. El hecho de que usted se ponga viejo no significa necesariamente que esté creciendo. A medida que un cangrejo o una langosta crece tiene que desprenderse de su caparazón. Pero esa no es la tendencia de la gente. El camino hacia el nivel siguiente es cuesta arriba, y se requiere esfuerzo para continuar creciendo. Mientras más pronto comience, más cerca estará de alcanzar su potencial

 El crecimiento de hoy resultará en un mejor mañana. Todo lo que usted hace hoy tiene sus bases en lo que hizo ayer. Y todas eso junto, determinará lo que ocurrirá mañana. Esto es especialmente válido en relación al crecimiento. Oliver Wendell Holmes ofreció su opinión: «La mente del hombre, una vez expandida por una nueva idea, jamás vuelve a su dimensión original». El crecimiento de hoy es una inversión para mañana.

 El crecimiento es su responsabilidad. Cuando usted era un niño pequeño, sus padres eran responsables por usted, aun por su crecimiento y educación. Ahora como adulto, esa responsabilidad es totalmente suya. Si no hace crecer su responsabilidad, nunca se producirá.

 No hay mejor tiempo para comenzar que ahora mismo. Reconozca la importancia que el crecimiento personal tiene en el éxito, y dedíquese a desarrollar su potencial hoy.

 3. Esté dispuesto a que le enseñen

John Wooden, ex entrenador de baloncesto de la UCLA, es un inspirador ejemplo de crecimiento personal. Él se desarrollaba a sí mismo continuamente, y hacía lo mismo con sus jugadores, tratando de ayudarles a alcanzar su potencial. Uno de los dichos de Wooden que más me gusta es: «Lo que cuenta es lo que aprendes después de saber». Wooden reconocía que el obstáculo más grande para el crecimiento no es la ignorancia: Es el conocimiento. Mientras más aprende, mayor es la posibilidad de creer que lo sabe todo. Y si esto ocurre, la persona asume una actitud en la que no se puede le puede enseñar, y ya no hay crecimiento ni mejoramiento.

Wooden siguió aprendiendo y creciendo, a pesar de estar en la cumbre de su profesión. Por ejemplo, después de ganar un campeonato nacional—un logro que la mayoría de los entrenadores universitarios nunca alcanza—deshizo la línea ofensiva que había usado durante años y organizó una completamente nueva con el propósito de maximizar el potencial de su equipo y el talento de un jugador: Lewis Alcindor, conocido ahora como Karim Abdul-Jabbar. El resultdo fue que él y su equipo avanzaron a un nivel más elevado de juego y ganaron en forma consecutiva tres campeonatos nacionales. Si usted va a alcanzar su potencial, tiene que mantenerse en crecimiento como lo hizo John Wooden. Cuando se mantiene dispuesto a aprender, su potencial es casi ilimitado.

 4. Enfóquese en el desarrollo personal, no en la realización Personal

En el área del crecimiento personal ha habido un cambio de enfoque durante los últimos treinta años. A fines de la década del sesenta y a principio de la del setenta, la gente comenzó a hablar de «encontrarse a sí mismos», queriendo decir que buscaban un camino hacia una plena realización personal. Esto es como hacer de la felicidad una meta pues la realización personal se relaciona con sentirse bien.

Pero el desarrollo personal es diferente. Es cierto que gran parte del tiempo le hará sentirse bien, pero ese es un beneficio marginal, no la meta. El desarrollo personal es un llamado superior; es el desarrollo de su potencial de modo que pueda alcanzar el propósito para el cual fue creado. Hay momentos en que esto es realización, pero hay otros en que no lo es. No importa cómo se sienta, el desarrollo personal tiene siempre un efecto: le lleva hacia su destino. El Rabino Samuel M. Silver enseñaba que «el más grande de todos los milagros es que no necesitamos ser mañana lo que somos hoy, pero podemos mejorar si usamos el potencial que Dios hay puesto en nosotros». 

5. No se conforme con los logros de hoy

Mi amigo Rick Warren dice: «El peor enemigo del éxito de mañana es el éxito de hoy». Y tiene razón. Pensar que usted ha «llegado», cuando alcanza una meta es lo mismo que pensar que lo sabe todo. Esto le quita el deseo de aprender. Es otra característica del síndrome del destino. Sin embargo, la gente exitosa no se sienta cómodamente y descansa sobre sus laureles. Saben que ganar—al igual que perder—es algo temporero, y que tienen que seguir creciendo para mantenerse exitosos. Charles Handy comentó:

Una de las paradojas del éxito es que las cosas y los caminos que te llevaron hasta allí, suelen ser las cosas que te detienen allí.

No importa cuánto éxito tenga hoy, no se vuelva complaciente. Siga con hambre. Sydney Harris insistía que «un ganador sabe cuánto más tiene que aprender, aun si es considerado un experto por los demás; el perdedor quiere ser considerado experto por otros antes de aprender lo necesario para saber cuán poco sabe». No se quede en su zona de comodidad, y no permita que el éxito se le suba a la cabeza. Disfrute brevemente su éxito, y siga avanzando hacia un mayor crecimiento.

6. Sea un alumno continuo

La mejor manera de no quedarse solo con la satisfacción de lo alcanzado es convertirse en un alumno continuo. Ese tipo de compromiso puede ser más raro de lo que usted puede pensar. Por ejemplo, un estudio realizado por la Universidad de Michigan hace varios años, descubrió que un tercio de todos los médicos de los Estados Unidos están tan atareados con su trabajo que están dos años atrasados respecto a los avances en su campo.

Si quiere ser un alumno continuo y seguir creciendo a lo largo de su vida, tendrá que hacerse de tiempo para ello. Tendrá que hacer lo que pueda donde quiera que se encuentre. Como dijo Henry Ford:

He observado que la gente más exitosa toma ventaja durante el tiempo que los demás desperdician.

Esa es una razón por la que llevo libros y revistas cuando viajo. Durante los momentos perdidos—como esperar una conexión en un aeropuerto—puedo revisar un montón de revistas, leer y recortar artículos. O puedo adelantar la lectura de un libro, aprender los principales conceptos y tomar citas que puedo usar posteriormente. Y cuando estoy en mi ciudad, maximizo mi tiempo de aprendizaje al escuchar continuamente cintas instructivas mientras voy en mi auto.

Frank A. Clark afirma: «La mayoría de nosotros debe aprender mucho cada día para mantener la delantera a lo que olvidamos». Aprender algo cada día es la esencia de ser un alumno continuo. Debe mantenerse mejorando personalmente, no solo para adquirir conocimientos que reemplacen lo que ha olvidado o lo que ya es obsoleto, sino para edificar sobre lo que aprendió ayer.

7. Enfóquese solo en unos pocos temas importantes

El autor C. S. Lewis afirmó: «Cada persona está compuesta de unos pocos temas». A medida que se desarrolla, usted debe identificar y enfocarse en esos pocos temas que son el corazón de lo que usted es. Es lo que he hecho a lo largo de los años, y esto ha traído increíbles beneficios en mi desarrollo. Mi vida está enfocada en la gente. Mi propósito es enseñar liderazgo y ayudar a las personas en su crecimiento para alcanzar su potencial, de modo que he limitado mi desarrollo personal a las siguientes áreas:

crecimiento personal, superación, motivación, alcanzar tu potencial, éxitoRelaciones, las que determinan cuán bien conozco a las personas

Actitud, lo que determina cuán bien me relaciono con las personas

Comunicación, lo que determina cuán bien motivo a las personas

Liderazgo, lo que determina cuán bien influyo sobre las personas

Crecimiento personal, lo que determina cuánto desarrollo en las otras áreas

Dónde enfoca su atención dependerá de su propósito, de cómo desea ayudar a los demás, y lo que significa para usted alcanzar su potencial. Al principio, quizás se vea tentado a prestar atención a demasiadas cosas. Pero afine su enfoque. Dedique su tiempo y energía solo a los temas que son el corazón de su vida.

8. Desarrolle un plan de crecimiento

La clave para una vida de continuo aprendizaje y mejoramiento radica en el desarrollo de un plan específico de crecimiento y seguirlo fielmente. Recomiendo un plan que requiere una hora diaria, cinco días a la semana. Lo uso como patrón debido a una cita de Earl Nightingale, que dice: «Si una persona dedica una hora diaria al mismo tema por cinco años, será un experto en esa materia». ¿No es una promesa increíble? Muestra lo lejos que podemos llegar cuando tenemos la disciplina de hacer del crecimiento una práctica diaria.

En las conferencias de liderazgo, recomiendo el siguiente plan de crecimiento a los participantes:

Lunes: Tenga un devocional de una hora para el desarrollo de su vida espiritual.

Martes: Dedique una hora a escuchar una cinta sobre liderazgo.

Miércoles: Dedique una hora a archivar citas y a reflexionar sobre el contenido de la cinta del martes.

Jueves: Dedique una hora a la lectura de un libro sobre liderazgo.

Viernes: Dedique media hora a la lectura de un libro y otra media hora a archivar y reflexionar.

A medida que desarrolla su plan de crecimiento, comience por identificar las tres a cinco áreas en las que desea crecer. Luego busque material de utilidad: libros, revistas, cintas, videos, e incorpórelos a su plan. Le recomiendo que haga el plan de leer doce libros y escuchar cincuenta y dos cintas (o leer cincuenta y dos artículos) cada año. No importa como lo haga, pero hágalo diariamente. De esta manera es más probable que siga el plan y lo alcance que si periódicamente lo abandona y luego trata de retomarlo.

9. Pague el precio

Antes mencioné que la realización personal se enfoca en hacer que la persona se sienta feliz, mientras que el desarrollo personal se propone ayudar a una persona a alcanzar su potencial. El trueque con el crecimiento es que a veces es incómodo. Requiere disciplina. Requiere tiempo que usted podría dedicar a entretenerse. Cuesta dinero comprar materiales. Tiene que enfrentar continuamente el cambio y asumir riesgos. Y a veces es sencillamente solitario. Cuando el precio se eleva mucho es cuando mucha gente deja de crecer.

Pero el precio que se paga por el crecimiento siempre vale la pena pues la alternativa es una vida limitada y un potencial sin alcanzar. El éxito necesita esfuerzo, y usted no puede iniciar el viaje si se sienta a esperar que la vida venga y lo mejore. El presidente Teodoro Roosevelt dijo osadamente: «Todavía no ha habido una persona en nuestra historia que haya llevado una vida cómoda y cuyo nombre sea digno de recordar». Esas palabras eran ciertas cuando las dijo hace casi cien años atrás y todavía hoy tienen vigencia.

Las personas exitosas desarrollan diariamente hábitos positivos que las ayudan a crecer y a aprender.

10. Halle la manera de aplicar lo que aprende

Jim Rohn exhortó: «No permitas que el aprendizaje te lleve al conocimiento. Permite que tu aprendizaje te lleve a la acción». En el desarrollo personal lo importante es la acción. Si su vida no comienza a cambiar como resultado de lo que aprende, entonces tiene uno de los siguientes problemas: No está prestando suficiente tiempo y atención a su plan de crecimiento; está enfocando demasiado tiempo en áreas erróneas: o está aplicando lo que aprende.

Las personas exitosas desarrollan diariamente hábitos positivos que las ayudan a crecer y a aprender. Una de las cosas que hago para asegurarme que no pierdo lo que aprendo es archivar. En mi oficina tengo más de 1200 carpetas llenas de artículos e información, y tengo miles y miles de citas. Pero además hago el esfuerzo de aplicar la información tan pronto como la aprendo. Cuando aprendo algo nuevo me hago las siguientes preguntas:

• ¿Dónde puedo usarla?

• ¿Cuándo puedo usarla?

• ¿Quién más necesita saber esto?

Estas preguntas apartan mi foco de solo adquirir conocimiento y lo pone en aplicar lo que aprendo a mi vida. Trate de usarlas. Pienso que le ayudarán de la misma manera que me ayudan a mí.

Fred Smith—autor y experto en liderazgo—hizo una afirmación que resume en qué consiste el compromiso de crecer personalmente. El dijo:

Hay algo en la naturaleza humana que nos tienta a quedarnos donde nos sentimos cómodos. Tratamos de hallar una meseta—un lugar de reposo—donde tenemos un estrés confortable y las finanzas adecuadas. Donde tenemos relaciones cómodas con otras personas, sin intimidarnos por tener que conocer nuevas personas o entrar en situaciones extrañas. 

De hecho, todos necesitamos descansar en algún momento. Subimos y luego descansamos para asimilarnos. Pero tan pronto asimilamos lo aprendido, seguimos escalando. Es desafortunado cuando dejamos de escalar. Cuando hacemos nuestra última escalada, estamos viejos, sea que tengamos cuarenta u ochenta años.

No importa lo que haga, no se quede en la llanura. Dedíquese a escalar la montaña del potencial personal, un poco a la vez, a lo largo de su vida. Es un viaje del que nunca se arrepentirá. Según la novelista George Elliot: 

Nunca es demasiado tarde para que seas lo que podrías haber sido.

2 comentarios sobre “10 Principios para el Crecimiento Personal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos