Como Invertir en Acciones aún en Inflación (9)

Muchas veces nos hemos preguntado si no es tan arriesgado invertir en acciones, aquí te explicaremos como invertir sin tomar riesgos en exceso.

Para tener más claro este artículo es necesario saber que la Inflación es el incremento generalizado de los precios de los bienes y servicios con relación a una moneda sostenida durante un período de tiempo determinado.

[box type=”info”]Este es el Noveno Artículo perteneciente a la Serie “12 Elementos claves en las Finanzas Personales“.[/box]

Muchos estadounidenses se resisten a invertir en acciones porque creen que no tienen ni el tiempo ni el conocimiento para identificaracciones de una empresa, compañía, inversión, oficina, economia, finanzas los negocios que pueden ser exitosos en el futuro. Tienen razón en cuanto a las dificultades involucradas en tratar de anticipar el giro que tomarán acciones individuales o en general los precios de las acciones. Nadie puede estar seguro de que sucederá con el nivel general de los precios de las acciones o con los precios de una acción en particular.

La mayoría de los economistas aceptan la teoría de la caminata al azar. Esta teoría dice que los precios actuales de las acciones reflejan la mejor información conocida sobre la situación futura de las ganancias corporativas, la salud de la economía y otros factores que influyen en los precios de las acciones. Por lo tanto, el giro futuro de los precios de las acciones ocurrirá motivado por eventos sorpresa y situaciones que las personas no pueden adelantar ahora. Estos factores son impredecibles por su misma naturaleza. Si fueran predecibles, ya hubieran sido reflejadas por los precios actuales de las acciones.

¿Porqué no elegir unas pocas acciones que se han desempeñado bien históricamente, como Dell y Microsoft y alejarse de las otras? Es una gran idea, excepto por un problema: La teoría que recién señalamos también se aplica a los precios de acciones específicas. Los precios de acciones con atractivo potencial de utilidad futura ya reflejan ese potencial. El precio futuro de una acción específica será afectado por cambios inesperados e información adicional sobre las perspectivas de la empresa que serán conocidas solamente con el transcurso del tiempo. Incontables factores afectan el precio futuro de una acción en particular, y estos factores están cambiando constantemente de manera impredecible. El precio de la acción de Microsoft podría caer, por ejemplo, por alguna idea que esté trabajando algún joven en el sótano de su casa ahora mismo. Por lo tanto, no hay manera de que usted sepa con anticipación cuáles acciones se van a disparar hacia la estratosfera financiera y cuáles van a fracasar en el despegue.

Usted puede mejorar sus posibilidades un poco estudiando el mercado accionario, los detalles de corporaciones específicas y los escenarios y tendencias económicas. Pero a menos que usted sea mejor que la mayoría de nosotros en escoger o administrar un portafolio financiero, no es muy probable, al menos a la larga, de que usted pueda incrementar sus réditos en el mercado accionario más de lo que usted puede ganar dedicando su tiempo a otras actividades productivas.

Creemos que la mejor opción para el inversionista común y corriente es canalizar la mayoría de sus ahorros de largo plazo (esto es, para su jubilación), hacia un fondo mutuo de acciones indexado. Un fondo indexado es un tipo especial de fondo mutuo. Un fondo indexado mantiene las acciones combinadas en la misma proporción que su representación en índices de amplio espectro del mercado accionario como el S&P o los industriales de Dow Jones. Se necesita realizar muy poca compra o venta de acciones para mantener un portafolio de acciones que refleja un índice de amplio espectro. Tampoco es necesario que los fondos indexados realicen investigación para analizar las perspectivas futuras de las empresas. Debido a estos dos factores, los costos operativos de los fondos indexados son sustancialmente menores que los costos de los fondos administrados. Como resultado, los fondos indexados cobran tarifas más bajas y por tanto una mayor proporción de sus inversiones se canalizarán directamente a la compra de acciones.

inversiones, inversion, acciones, economia, inflacion, finanzasUn fondo mutuo que está indexado a un indicador de amplio espectro del mercado accionario como el S&P 500 ganará aproximadamente lo que el promedio del mercado accionario rinde a sus accionistas. ¿Qué es lo bueno acerca del rendimiento promedio? Como lo hemos mencionado anteriormente, el mercado accionario históricamente ha tenido un rendimiento promedio real de alrededor del 7 por ciento. Esto significa que el valor real, el valor ajustado a la inflación, de sus acciones se duplicará cada diez años. No está mal. Lo que es más importante es que la tasa de rendimiento promedio de un fondo indexado de amplio espectro supera el rendimiento de casi todos los fondos mutuos administrados, cuando se hacen comparaciones en períodos tales como una década. En un período típico de diez años, el S&P 500 ha tenido un rendimiento más alto que el 85 por ciento de los fondos administrados activamente.

 En períodos de veinte años, los fondos mutuos indexados al S&P 500 han tenido en general un rendimiento superior al 98 por ciento de los fondos administrados activamente. Por lo tanto, existen escasas probabilidades, una en cincuenta, de que usted o quien sea que escoja un fondo administrado activamente obtenga mejores rendimientos que el promedio del mercado, en el largo plazo.

Suponga que a inicios de 1969 usted puso $10,000 en un fondo mutuo que reflejaba el índice S&P, y que al mismo tiempo su amigo Ashley puso $10,000 en un fondo mutuo promedio administrado activamente (uno con la rentabilidad de promedio de todos los fondos administrados). El 30 de junio de 1998 hubiera tenido $311,000 y Ashley hubiera tenido $171,950 (estos montos son corregidos por las diferencias en tarifas de administración que usted y Ashley hubieran pagado –siendo las tarifas que usted pagaría significativamente más bajas).

Pero qué hubiera pasado, si en lugar de escoger un fondo administrado promedio, Ashley hubiera escogido uno que tuvo el mejor desempeño desde 1969. Este hubiera sido el Mates Investment Fund, que hubiera dado una gran ventaja a Ashley, aunque sólo temporalmente. Aún si usted es afortunado y escoge el fondo mutuo de más alto rendimiento cada año, es poco probable que ese fondo esté a la cabeza en años siguientes. En 1970 Mates cayó del puesto 1º al 424vo (muy abajo, considerando que no existían tantos fondos mutuos en 1970), al 512vo en 1971 y nunca logró subir más allá del 400vo, que fue la posición que tuvo en 1979 cuando salió del mercado con un valor de acción de apenas el 7 por ciento de lo que valía en 1968. La decisión de Ashley fue más desafortunada que la de aquellos que eligieron algún fondo administrado, pero ilustra el punto de que el desempeño de un año le dice poco sobre las perspectivas de largo plazo de un fondo administrado.

fondos de inversiones, inversionistas, economia, finanzas, accionesEn promedio, los fondos que estuvieron a la cabeza en los años 70 tuvieron un desempeño inferior al mercado durante los años 80. Por ejemplo, el que fuera el fondo líder durante los años 70 (el Twentieth Century Growth), cayó al puesto 176vo en los años 80. El fondo que estuvo en segundo puesto en los años 70 (Templeton Growth) cayó al puesto 126 en los 80. El fondo “44 Wall Street” que estuvo en el cuarto puesto en los años 70 cayó al puesto 309vo en los 80. Por supuesto a algunos de los fondos que se desempeñaron muy bien en los años 70, les fue aún mejor en los años 80. Por ejemplo, el fondo que estuvo en el décimo lugar en los 70 (el Magullan Fund), fue el número uno en los 80. En general, los fondos que mejor se desempeñaron en los años 70 tuvieron un rendimiento anual promedio del 8,6 por ciento más que los fondos promedio durante la década. Pero durante los años 80, el rendimiento promedio anual de los veinte fondos de mejor desempeño de los 70 fue de un 0,6 por ciento menos que el fondo promedio durante los años 80.

El mismo patrón se ha visto en los años más recientes. Los veinte fondos mutuos administrados de mejor desempeño en los años 80 superaron en rendimiento al índice S&P 500 en un 3,9 por ciento anual durante esa década. Pero si los inversionistas que entraron en el mercado en 1990 pensaron que podían superar al mercado escogiendo los fondos “de moda” de los años 80, se hubieran decepcionado. Los veinte fondos de mejor desempeño de los años 80 tuvieron un rendimiento menor que el índice S&P en un 1,2% anual durante los años 90.

Los fondos que estuvieron “de moda” durante la burbuja del mercado accionario, a fines de los 90 fueron un indicador de inversión aún más desorientador. Durante el período de dos años 1998-99 el fondo administrado de mayor rendimiento fue Van Wagoner Emerging Growth, que tuvo un rédito anual promedio del 105,52. Pero durante el período de dos años 2000-2001, este fondo estuvo en el puesto 1,106, con un promedio anual de rendimiento de menos 43,54 por ciento.

Lo más importante de este elemento es: No permita que la falta de tiempo y conocimiento le mantengan lejos de las inversiones en acciones. Usted no necesita hacer mucha investigación o ser un “gran seleccionador de acciones” para tener éxito como inversionista. El mercado accionario tradicionalmente ha dado mayores réditos que otras importantes categorías de inversión y los fondos indexados posibilitan que el inversionista común y corriente pueda obtener esas rentabilidades sin preocuparse demasiado de escoger acciones individuales o un fondo mutuo en particular. Por supuesto que hay subidas y bajadas y aún períodos de tiempo donde hay descenso en los precios de las acciones. Por eso muchos inversionistas querrán reducir la cantidad de acciones como porcentaje de sus activos cuando se acercan a la fecha de su jubilación (vea los siguientes elementos). Pero en base a una historia extendida de desempeño del mercado accionario, el rendimiento de largo plazo que se deriva de un índice de amplio espectro del mercado accionario debe esperarse que supere cualquier otra alternativa, incluyendo los fondos mutuos administrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos