Cuidado Ante las Estafas! (11)

Cuidado ante las Estafas, hoy es muy común realizar inversiones que resultan ser un fraude, antes que nada hay que analizar a la empresa, el mercado, los clientes para tomar una buena decisión.

[box type=”info”]Este es el Artículo No. 11 perteneciente a la Serie “12 Elementos claves en las Finanzas Personales“.[/box]

estafas, inversiones, inversionistas, mercado, acciones, empresaNo importa quién le ofrezca lo que parece ser una proposición extremadamente atractiva de negocios, vale la pena ser escéptico. Póngase en la posición de la persona que ofrece el trato. Cualquiera que anda buscando dinero para financiar un proyecto buscará primero la forma de obtener recursos de bajo costo y con procedimientos baratos. Una propuesta de bajo riesgo con un alto rédito es fácil de vender a los prestamistas bancarios y otros especialistas financieros que ofrecen fondos de inversión a tasas normales de interés. Encontrar inversionistas individuales y ofrecerles una tasa alta de retorno no hace sentido si existe financiamiento de bajo costo disponible. Si no está disponible, entonces es muy probable que el proyecto tiene riesgo más alto que lo que las fuentes normales de financiamiento de negocios aceptarían. ¿Debería usted aceptar ese riesgo? Lo mínimo es que usted reconozca que no se trata de una propuesta de bajo riesgo. Esté seguro de ello: Altos réditos potenciales en inversiones inevitablemente están asociados con alto riesgo; en otras palabras, son peligrosos.

Es útil tener presente que realizar esfuerzos de venta al “por menor”—vender a inversionistas individuales—es una tarea costosa. Contratar personas para que busquen pequeñas cantidades de dinero por parte de inversionistas individuales es una forma altamente costosa para un empresario de conseguir dinero para cualquier proyecto emprendedor. Es también señal de que los bancos y otros inversionistas grandes “de una sola parada”, esto es los que viven de encontrar y financiar buenas propuestas emprendedoras, no están interesados en la propuesta. Si estos bancos y los inversionistas profesionales no están interesados en la inversión, pregúntese “¿Porqué debo interesarme yo?”.

Finalmente, está el problema de la vulnerabilidad del inversionista. Los inversionistas están sujetos a lo que los economistas llaman el problema del agente y del principal. Este problema surge cuando existe un conflicto potencial entre lo que le conviene al principal (en este caso el inversionista o el propietario de los fondos) y lo que más le conviene al agente a quien se le paga por hacer algo en beneficio del principal. Si usted alguna vez ha llevado al mecánico un automóvil con problemas para que lo repare, usted tiene alguna experiencia con este conflicto potencial en el rol de principal. Cuando el mecánico revisa su situación, usted en lo interno espera que él o ella sea un buen agente a su favor y le diga que el problema el auto es sencillo y que puede arreglarse rápido y sin mayor costo. El mecánico, sin embargo, puede preferir que usted realmente tenga un problema serio que le signifique un ingreso sustancial por la venta de repuestos y mano de obra para arreglar su auto. Puesto que el mecánico probablemente sabe más de automóviles, usted está en una posición vulnerable.

estafas, fraude, acciones, inversiones, inversionistas, mercado, empresaAsí también, cuando se trata de realizar una inversión, usted como principal, es vulnerable. Los intereses de los que le están vendiendo la inversión son distintos a los suyos. En tanto que usted quiere ganar un rédito atractivo, ellos probablemente están más interesados en la comisión de la venta o en los ingresos que obtendrán de las tarifas por administración, o en un salario alto que podrían recibir del negocio en cuestión. Para ponerlo de manera sencilla, logra su interés primario cuando pone sus manos sobre su dinero. No tratan de engañarle necesariamente, bien pueden creer que la inversión es una oportunidad genuina con grandes posibilidades de ganancia. Pero no importa cuán agradables sean, cuando le conozcan a usted, o cuanto parece que le quieren ayudar, sus intereses son distintos de los suyos. Más aún, una vez que ellos tienen su dinero, usted estará en una posición debilitada como para cambiar la situación. Por lo tanto es necesario que reconozca el conflicto potencial, la posición vulnerable en la que usted está y que actúe conforme a ello.

¿Cómo saber con anticipación si una inversión es sabia? No existe la “bala de plata” que asegure que todas las decisiones de inversión darán resultados positivos. Pero hay cosas que usted puede hacer para evitar desastres financieros que le costarían decenas de miles de dólares. Lo que sigue a continuación es particularmente importante.

Si parece demasiado bueno para ser cierto, probablemente lo es. Este es un viejo adagio, pero sigue siendo verdad. Recuerde, no debe sorprenderle encontrar agentes de inversiones dispuestos a hacer cualquier cosa por obtener su dinero, porque si lo hace, están en control y usted es vulnerable.

Realice tratos solamente con quienes tienen la reputación de proteger a sus clientes. Las compañías más establecidas con buena reputación se resistirán a guiar a sus clientes a inversiones riesgosas. Por ejemplo, es más factible que una oferta pública de acciones primeriza realizada por una compañía corredora que está empezando resulte en un desastre, que la oferta de una empresa de Wall Street que tiene una reputación importante en este campo.

Nunca compre una inversión que se vende por teléfono o por correo electrónico. Esta técnica de marketing la utilizan solamente quienes están buscando ingenuos. No sea uno de ellos.

No permita que lo obliguen a tomar una decisión rápida. Tómese el tiempo para desarrollar una estrategia de inversión y no permita que lo presionen a tomar decisiones apuradas.

No permita que la amistad influya en sus decisiones de inversión. Mucha gente ha sido guiada por sus amigos a malas inversiones. Si quiere que la persona siga siendo su amiga, invierta su dinero en otra parte.

Si ve demostraciones de técnicas de mercadeo de alta presión, coja su chequera y huya en la dirección opuesta. Las inversiones atractivas se venden sin que sean necesarias técnicas de mercadeo de alta presión. Si usted ya tiene un portafolio importante, pueda ser que haya lugar para inversiones de alto riesgo, incluyendo “bonos basura” y metales preciosos. Pero el dinero para estas inversiones debe salir de personas que pueden darse el lujo de perder dinero. Si usted está buscando una manera sólida de construir patrimonio, la mayor parte de sus fondos deben provenir de inversiones más corrientes y de menor riesgo.

Te ha interesado este artículo deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos