El Cuadro Tradicional del Exito – La Realidad

Muchos queremos ser exitosos y no sabes como hacerlo, aquí te enseñaremos lo que significa realmente éxito y debes saber que el éxito es para todos, ya sea un ama de casa, profesional, etc.

Como definen el éxito la mayoría de personas

Maltbie D. Babcock dijo:

Uno de los errores más comunes, y el más costoso, es pensar que el éxito se debe a algún genio, a algo mágico o alguna otra cosa que no poseemos.

¿Qué es el éxito? La mayoría tiene un cuadro vago de lo que significa ser una persona de éxito y se parece a algo como esto:

 La riqueza de Bill Gates,

la inteligencia de Albert Einstein,

la habilidad deportiva de Michael Jordan,

las proezas comerciales de Donald Trump,

la imaginación de Walt Disney y

el corazón de la madre Teresa.

 

éxito, escalera hacia el cielo, cuadro tradicional del exitoSi piensas así estas equivocado. Muchos visualizamos el éxito con parecernos a otra persona. Realmente tienes que ser tu mismo y no intentar imitar a nadie mas. 

Aun si evitas la trampa de pensar que el éxito consiste en ser como otra persona, todavía podrías tener un concepto erróneo de lo que es. Francamente, la mayoría de las personas lo mal interpretan. Lo identifican -por error- con algún logro, con alcanzar una meta o cumplir un objetivo. A continuación los conceptos erróneos más comunes acerca del éxito:

Riqueza

Posiblemente, el malentendido más común sobre el éxito es pensar que es lo mismo que tener dinero. Muchas personas creen que si acumulan riquezas, serán exitosos. Pero la riqueza no produce satisfacción ni éxito.

Al empresario John D. Rockefeller, un hombre tan rico que regaló más de 350 millones de dólares durante su vida, se le preguntó una vez cuánto dinero necesitaría para quedar satisfecho. Su respuesta: «Solo un poco más». El rey Salomón, del antiguo Israel, de quien no solo se dice fue el hombre más sabio sino también el hombre más rico que haya existido, afirma: «Quien ama el dinero, de dinero no se sacia. Quien ama las riquezas nunca tiene suficiente».

En el mejor de los casos, la riqueza y lo que esta trae, son cosas fugaces. Por ejemplo, en 1923, un pequeño grupo de los hombres más ricos del mundo se reunieron en el Hotel Edgewater Beach de Chicago, Illinois. Eran la elite de la riqueza y del poder. En aquel tiempo, ellos controlaban más dinero que la cantidad total existente en el Tesoro de los Estados Unidos. Esta es una lista de los que estuvieron allí y lo que a la larga les ocurrió:

• Schwab, presidente de la industria independiente de acero más importante: murió en la bancarrota.

• Arthur Cutten, el más grande de los especuladores de trigo: murió insolvente en el extranjero.

• Richard Witney, presidente de la Bolsa de Valores de Nueva York: murió poco después de ser puesto en libertad de la prisión de Sing Sing.

• Albert Fall, miembro del gabinete de un presidente de los Estados Unidos: se le indultó de la prisión para que muriera en su hogar.

• Jess Livermore, el «oso» más grande de Wall Street: se suicidó.

• Leon Fraser, presidente del Bank of International Settlements: se suicidó.

• Ivar Kreuger, jefe del monopolio más grande del mundo: se suicidó.

Hasta el millonario griego, Aristóteles Onassis, que conservó su riqueza y murió a edad avanzada, reconoció que el dinero no es equivalente al éxito. El sostuvo que:

Después que llegas a cierto punto, el dinero pierde importancia. Lo que importa es el éxito.

Otro concepto equivocado es que una persona ha alcanzado el éxito cuando se siente exitosa o feliz. Pero tratar de sentir el éxito es probablemente más difícil que tratar de hacerse rico. Miremos, por ejemplo, al magnate de bienes raíces Donald Trump. Él dijo:

La verdadera medida del éxito es cuán feliz eres. Tengo muchos amigos que no tienen mucho dinero, pero son mucho más felices que yo, de modo que puedo decir que probablemente son más exitosos.

Trump, a quien muchos consideran exitoso, cree que la felicidad es el éxito. Quizás sus felices amigos piensen que él es quien ha tenido éxito. Esta creencia demuestra que muchas personas igualan el éxito con lo que no tienen.

La búsqueda continua de la felicidad es una de las principales razones por la que muchas personas se sienten miserables. Si haces de la felicidad tu meta, estás destinado a un fracaso seguro. Estarás continuamente en una montaña rusa, y pasarás del éxito al fracaso con cada cambio de humor. La vida es incierta y las emociones inestables. No se puede descansar en la felicidad como la medida del éxito.

Que es realmente el éxito?

Entonces, ¿cómo iniciar el viaje del éxito? ¿Qué se necesita para ser exitoso? Se necesitan dos cosas: el cuadro correcto del éxito y los principios correctos para alcanzarlo.

No hay dos personas que tengan el mismo cuadro de lo que es el éxito porque hemos sido creados diferentes, somos individuos únicos. Sin embargo, el proceso es el mismo para todos. Se basa en principios que no cambian. John Maxwell define el éxito de la siguiente manera:

 Nunca agotará la capacidad de crecer en pos de su potencial ni agotará las oportunidades de ayudar a otros.

[box type=”note”]Éxito es… Conocer tu propósito en la vida, crecer para alcanzar tu máximo potencial, y sembrar semillas que beneficien a los demás.[/box]

Con esta definición puedes ver por qué el éxito es más un viaje que un destino. No importa cuánto hayas vivido ni lo que hayas decidido hacer en la vida, nunca agotarás la capacidad de crecer en pos de tu potencial ni agotarás las oportunidades de ayudar a otros. Cuando ves el éxito como un viaje, nunca tendrás el problema de tratar de llegar a un engañoso destino final. Y nunca te encontrarás en una posición donde hayas alcanzado una meta, solo para descubrir que aún estás insatisfecho y buscando algo más que hacer.

Te invito ha que desde ya comiences a pensar cual es tu propósito en la vida y como puedes ayudar a los demás…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos