6 Maneras de Crecer con tu Negocio

Puesta en marcha una empresa, es estresante, pero emocionante. Como fundador, estás en el corazón y el alma de tu empresa. En las primeras etapas, eres la principal fuerza impulsora detrás de todo lo que la empresa logra.

Pero a medida que el éxito se produce y su empresa se ​​inicia en expansión, con demasiada frecuencia al poner en marcha un negocio, aumenta el desarrollo individual y las habilidades. Y con estos dolores de crecimiento, tendrás que tomar decisiones en áreas en las que te falta experiencia real, conocimiento o conciencia de sí mismo.

Mientras que la expansión es lo que está después, es imprescindible la prioridad de un joven empresario y reconocer la importancia del crecimiento personal. De esta manera, el producto y la empresa tendrá una mayor posibilidad de éxito. Cuanto mas tomes control de tu propio crecimiento, mejor será para tu empresa, tus empleados y tu cuenta de resultados o linea de fondo.

He aquí seis consejos sobre cómo crecer con su empresa:

crecer, empresa, maneras1. Rodéate de personas de confianza.

No me refiero a tu mamá o a tu mejor amigo. Encontrar a un mentor con experiencia y la experiencia de la industria que te falta, pero que necesites desesperadamente. Echa un vistazo a los grupos Meetup locales, llegar a organizaciones como SCORE  o buscar en paginas web foros que cuenten con expertos en tu campo.

2. Respira profunda.

No te apresure en las decisiones, por urgente que parezcan. Tómate el tiempo para reflexionar sobre todos los resultados posibles, y buscar asesoramiento antes de tomar cualquier decisión. También ayuda investigar empresas similares y examinar estudios de caso. Cuanta más información tienes en tu arsenal, más probable es que la decisión que tomes será la correcta.

3. Reflexionar sobre los errores.

Cuando las cosas van mal o tienes mal juicio, averiguar cómo se podría haber hecho una mejor decisión. Este ejercicio mejorará tu carácter y te ayudará a acercarte a situaciones similares con mayor eficacia.

4. Establecer canales de comunicación transparentes.

Si bien no siempre es divertido escuchar quejas sobre tu estilo de gestión, es necesario mantenerte en la cima de tu empresa y la moral de los empleados. Asegúrate de que tienes un sistema establecido para que los empleados puedan expresar sus quejas, así como proporcionarle un bucle constante de retroalimentación.

5. Utilizar un coach ejecutivo.

Incluso con décadas de experiencia, Eric Schmidt de Google encontró un coach ejecutivo y se recomienda que todo el mundo tenga uno. Las personas evolucionan constantemente, y en el mundo acelerado de nuevas empresas, un entrenador puede ayudarte a concentrarte en ese crecimiento.

6. Conócete a ti mismo.

Este trabajo no es fácil. Apóyate en tus relaciones más cercanas, para apoyar y desarrollar tu propio sentido del yo. Cuando estés cómodo en tu propia piel, serás un líder más maduro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te ha gustado el artículo?

    Compartelo con tus amigos